sábado, 12 de noviembre de 2011

UNAS GOTITAS DE ESENCIA.

Reducido a fuego lento, hasta espesar la esencia. 
Condensando el sabor en unas gotas dulces que me abrazan, que se funden en el paladar como caramelo de azúcar, me dejo invitar a esta cena.